Estudio de Ergonomía

Mucha gente pasa años trabajando muchas horas diarias sentada en la silla incorrecta por falta de información concreta sobre las características que determinan que una silla sea verdaderamente ergonómica. En general, las sillas de oficina no son ergonómicas.

Invertir en una buena silla, ergonómica y confortable, que le ofrezca un buen respaldo a su espalda y soporte a sus piernas puede ser el paso más importante para crear un ambiente de trabajo sano y productivo.

8 Características Básicas de una Buena Silla Ergonómica:

  • Verdadero soporte lumbar: el verdadero soporte lumbar es algo más que tener un acolchado, es el que mantiene la curvatura natural del hueco que se produce en la espalda.
  • Suave curvatura en cascada: el borde delantero del asiento debe inclinarse suavemente hacia abajo y no debe presionar su muslo, para favorecer el correcto riego sanguíneo de los muslos y prevenir el entumecimiento de las piernas.
  • Acolchado: Menos es más. La gente se equivoca al comprar sillas muy acolchadas — con el tiempo, el acolchado se adaptará a la mala postura de su espalda.
  • Movilidad: la silla debe poder deslizarse sin esfuerzo para permitirle al cuerpo hacer movimientos.
  • Apoya brazos: Deje que la silla y no la parte superior de su espalda soporte el peso de los brazos mientras trabaja.
  • Profundidad: La profundidad correcta es, cuando está sentada con la espalda bien apoyada, debería haber suficiente espacio entre el borde de la silla y su rodilla para que quepa un puño cerrado.
  • Altura: Asegúrese que la silla es suficientemente alta para que sus muslos formen un ángulo de 90° con el piso.
  • Apoya pies: Considere tener un apoya pies si la silla es demasiado alta. Tener los pies apoyados le ayudará a restablecen la curva natural de su espalda.

 


  • 1. Una posición baja respecto a la mesa produce sobre cargas cervicales.                                                                                            2. Un apoyo incorrecto sobre el respaldo causa molestias lumbares.                                                                                                      3. Piernas excesivamente estiradas o flexionadas causan sobrecargas en las articulaciones                                              Haz tu oficina más saludable. Siéntate mejor.